¿Se puede generar un ecosistema emprendedor?

El 45% de los emprendedores españoles considera el miedo al fracaso un obstáculo para iniciar un negocio según el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de 2016, en el que la percepción sobre este obstáculo empeora, puesto que en 2015 era señalado por el 43,1% de los consultados. A tenor de este resultado, cualquier acción que contribuya a modificar esta percepción cultural debería ser aplaudida y apoyada por parte de todos los actores que participan en el ecosistema emprendedor y que esencialmente son los organismos públicos, las organizaciones que se ocupan de formar el capital humano, aquellos que pueden aportar financiación a los proyectos y las empresas.

Debo decir que hasta que recibí la invitación para participar en la jornada Salamanca FP emprende, desconocía por completo que la asignatura de emprendimiento era transversal a todas las titulaciones y que ocupaba más de 60 horas de clases. Elena Rodríguez, responsable del área de emprendimiento en la FP salmantina, me explicó lo que hacían y pude comprobar que la metodología y herramientas que utilizan están a la altura de las empleadas por muchas importantes escuelas de negocio de nuestro país. ¿Es por eso que el plan B de los universitarios españoles pasa por la FP?

El hecho es que tuve el placer de abrir la citada jornada con una breve píldora que llamé “7 razones para No emprender” y cuyo video está disponible al final de este post. Elena, sus compañeros (profesor@s) y colaborador@s consiguieron que la convocatoria fuera éxito de participación y es que en el salón de actos del Centro Julián Sánchez El Charro no había sitio para más de los 180 alumnos, que a lo largo de la mañana participaron en talleres relacionados con design thinking, prototipado con Lego, visual thinking o elevator pitch y que estuvieron impartidos por verdaderos expertos en la materia. La jornada culminó con un concurso al que se presentaron nada menos que 19 ideas de negocio!

Aplaudo este tipo de iniciativas y reivindico la participación activa de las empresas para generar ese ecosistema emprendedor que tanto anhelamos. Al fin y al cabo las instituciones son meros facilitadores y son las empresas las que tenemos que tirar de todo esto. Lo que está claro es que el talento atrae talento y el talento genera riqueza.

Yo si creo que se pueda generar un ecosistema emprendedor, ¿y tú?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *